sábado, 9 de mayo de 2009

Mi abuelo y los conejos de Fibonacci

Ilustración: "Liebre" de Alberto Durero

Cuando era pequeño acompañaba con frecuencia a mi abuelo
Fernando al campo. Recuerdo especialmente las largas caminatas a la finca a lomos de su viejo caballo. Mi abuelo era un apasionado de las matemáticas. Las aprendió de forma autodidacta en su larga instrucción militar. Y también música. Dirigió una banda popular durante la República. Luego… podemos decir que las matemáticas y la música le salvaron el pellejo en más de una ocasión (por dos veces se lo intentaron llevar en mitad de la noche) . Se hizo en el pueblo un reputado y querido agrimensor. Hacía particiones de tierras a la gente de campo que no sabía ni leer ni escribir y menos de cuentas. Solucionada a veces litigios de herencias. Siempre venía gente a casa pidiendo ayuda para tal o cual asunto de tierras. También alguna gente rica y pudiente. Siempre llevaba un cuaderno donde con esmerada caligrafía hacía sus cálculos y anotaciones. Y un viejo libro de problemas matemáticos d e toda la vida, de reglas de tres, de cantidades, de litros, sacos de grano y de trenes que salen y que se cruzan. A veces, para matar el tiempo camino de la finca, me dictaba algunos de estos emocionantes problemas. Yo anotaba de espaldas a él y como podía entre el traqueteo del caballo, los datos en un papel.

Por eso sé que historias como la famosa Serie de Fibonacci y la forma en que la dio a conocer (un asunto de cría de conejos) le hubieran despertado la curiosidad y a buen seguro se hubiera llevado parte de la jornada de campo intentando solucionar el complejo problema de la cría de conejos. Se obsesionaba con los problemas e intentaba por todos los medios llegar a una solución. Casi nunca arrojaba la toalla.

¿Que no saben quién fue  Fibonacci?  Bueno, en la red está todo. Busquen o encuentren (o viceversa a lo “Picasso”), que la curiosidad es la madre de la ciencia. El problema que le dio fama y con el que pasó a la posteridad de la ciencia con la serie que lleva su nombre y que, como suele ocurrir,  nunca llegó a conocer: La famosa Serie o Sucesión de Fibonacci. Pero vayamos a los conejos. Éste es el enunciado:
"Cierto hombre tenía una pareja de conejos juntos en un lugar cerrado y uno desea saber cuántos son creados a partir de este par en un año cuando es su naturaleza parir otro par en un simple mes, y en el segundo mes los nacidos parir también"

El ejercicio de Fibonacci pude enunciarse también de la siguiente forma: pregunta cuantas parejas de conejos habrá en una granja luego de 12 meses, si se coloca inicialmente una sola pareja y se parte de las siguientes premisas:

1. Los conejos alcanzan la madurez sexual a la edad de un mes.
2. En cuanto alcanzan la madurez sexual los conejos se aparean y siempre resulta preñada la hembra.
3. El periodo de gestación de los conejos es de un mes.
4. Los conejos no mueren.
5. La hembra siempre da a luz una pareja de conejos de sexos opuestos.
6. Los conejos tienen una moral y un instinto de variedad genética muy relajados y se aparean entre parientes.

¿Lo saben? hagan sus cábalas.


5 comentarios:

Nanny Ogg dijo...

Conocía a Fibonacci pero desconocía esa relación con los conejos.

Me ha encantado como has hilvanado toda la historia alrededor de tu abuelo.

Ah, y el problema mejor se lo dejo a mi "husband" que es el matemático de la familia :D

Besos

da-beat dijo...

Como me dijiste, no doy la solución, y no sé si lo siguiente vale como pista, pero precisamente de aquí viene el dicho "Se reproducen como conejos".

Un saludo.

Sir Jabalinot dijo...

Odio el álgebra; pero por suerte es aritmetica pura.

2-3-5-8-13-21 y así. Cada numero multiplicado por 1.6 y redondeado. Claro; esto es el número de parejas y pensando: Habiendo tantos buenos ejemplos en la naturaleza ¿Por que tomar a los conejos que son tan inexactos? Amo mi Aritmética.

Luis Miguel Iglesias Albarrán dijo...

Manuel,
encantado de aceptar tu reto tuitero.

Como era de esperar, siendo el título de mi blog
MatemáTICas: 1,1,2,3,5,8,13, ...
es de esperar que conozca la respuesta.

Pues ahí va:

Mes 1: 1 Pareja
Mes 2: 1 Pareja
Mes 3: 1 + 1 = 2 Parejas
Mes 4: 1 + 2 = 3 Parejas
Mes 5: 2 + 3 = 5 Parejas
Mes 6: 3 + 5 = 8 Parejas
Mes 7: 5 + 8 = 13 Parejas
Mes 8: 8 +13 = 21 Parejas
Mes 9: 13+21 = 34 Parejas
Mes 10: 21+34 = 55 Parejas
Mes 11: 34+55 = 89 Parejas
Mes 12: 55+89 =144 Parejas

Un placer, participar en esta guapada de blog.

Manuel dijo...

Gracias a tí , Luis Miguel por aceptar (y acertar)el reto .He ahí el acertijo: 144 parejas o lo que es lo mismo 288 roedores.