martes, 12 de mayo de 2009

Antonio Vega, el chico de ayer.


“Sólo el azar puede encontrar ese truco que revela tu soledad”
( De Magia y Precisión)

La historia se repite de la misma forma con que se rayan los viejos discos de vinilo. Porque de discos y viejas historias va este post. Porque -como ya es costumbre- los genios entran por la puerta grande cuando salen por la otra puerta, la del no retorno. Esto suele ocurrir “en este universo informal, donde crecen las semillas de lo absurdo y lo genial” como cantaba Antonio Vega en “Relojes en la obscuridad” junto a su hermano con Nacha Pop. Porque este chico de ayer, Antonio Vega, ya no compondrá esas hermosas canciones y ya no hará "nada mejor que remover el tiempo con el café”. Nos quedará su música, sus canciones. Alimentará su mito de “rara avis”. Agrandará su leyenda. Las discográficas desempolvarán sus viejos temas. Se le harán los justos homenajes y se versionarán (con mas o menos fortuna) sus más conocidos temas, como "La chica de ayer".

Como nunca me gustaron los “himnos”, no puedo decir que me apasione especialmente “La chica de ayer”, esa canción que ahora muchos rescatan del youtube, como estandarte de la tan traída y llevada “movida”, tema imprescindible en recopilatorios y estuches lujosamente editados para nostálgicos de los “inflados” y tal vez, sobrevalorados años 80.No más que otras. Lo mejor de la movida queda fuera y no es otra cosa que el “destape” de libertad y creatividad que eclosionó años después, tras la muerte de Franco. Tuve suerte de vivirlo en primera persona . Claro que, desde entonces, ha llovido mucho. Y no a gusto de todos.

Ha muerto Antonio Vega. Tenía 51 años. Tenía cáncer de pulmón. Y deja tras de sí junto a Nacha Pop y en solitario, una estela de grandiosas canciones que soy incapaz de enumerar sin dejar algunas: Una décima de segundo, No puedo mirar, Vidas agridulces, Sin Conversación, Luz de cruce, Pon precio a tus besos, Magia y Precisión , etc. Todas ellas podrían poner música a la banda sonora de algunas generaciones.

Escarbando por el youtube quisiera rescatar dos rarezas. La primera es "Océano de sol" de su segundo disco en solitario y su único viodeoclip ( dirigido por Julio Medem):

La segunda, con Nacha Pop en la época de "Dibujos animados" en 1985 en una actuación para TVE,una de las mejores interpretaciones que uno recuerda de "Una décima de Segundo", la maravilla de Antonio grabada a altas horas de la madrugada en compañía del inspirado Teo Caralda al piano.

Y para concluir mi homenaje, una de mis preferidas de Nacha Pop, que archivo para mi Museo Imaginario:

Dedico este post a un amigo especial, excelente pintor y amante como ninguno de la música de Antonio Vega: mi amigo Lolo Pavón, que me consta que se pasa por la ínsula de vez en cuando)

2 comentarios:

Nanny Ogg dijo...

Se muere alguien y, de pronto, todo el mundo descubre que era un genio. Nunca entenderé eso. En fin, que reconozco que nunca he sido fan de Antonio Vega y que ni tan siquiera me gusta especialmente La chica de ayer pero, así y todo, me ha encantado tu post homenaje, yo creo que es de lo mejor que he leído al respecto.

Besos

Lucía dijo...

Nanny tiene razón, tu homenaje al gran Antonio es muy bueno. Muchos ya sabíamos que era un gran compositor. Me pasaba por aquí a comentarte que me he tomado la libertad de insertar en las TIC...la presentación sobre el árbol de la ciencia y no he podido evitar perderme por tu fantástico blog.
Un abrazo