Acerca de Ínsula Dulcamara

Después de pensármelo muchas veces y gracias a la insistencia de algunos amigos de Mificcionario , he decidido hacerlo. He decidido tener un lugar, una isla virtual para casi todo o casi nada. Ínsula Dulcamara. Una isla abierta a quienes quieran arribar a sus playas. Una isla para las pequeñas cosas, las pequeñas historias, momentos, sensaciones, las imágenes de la memoria, el arte, las ficciones, las aficiones, las aflicciones, las cosas dulces y amargas de la vida, los colores y los sueños. Sin pretensiones, habitándola poco a poco, haciéndome poco a poco con el lugar y viendo de que puedo llenar mi pequeño museo imaginario.

Dulcamara es una isla y es una planta, una solanácea (del latín solamen,"alivio"). Su fruto primero tiene sabor amargo y después desagradablemente dulce (de ahí el nombre "dulce y amarga"). Como nota curiosa, en la familia de las solanáceas hay plantas muy tóxicas, como ésta y la hierba mora, pero también otras que constituyen la base de la alimentación de muchos pueblos, como la patata (Solanum tuberosum), el tomate (Solanum lycopersicum) y la berenjena (Solanum melongena). Aunque algo tóxica, tienes varias propiedades medicinales: depurativa, laxante, diurética, sedante y analgésica.

Ínsula Dulcamara (Isla agridulce) es el nombre de mi isla imaginaria , el de un grupo de música italiano y el nombre de un cuadro. Precisamente con él rindo tributo a su autor, un gran artista por el que siento gran admiración: Paul Klee. La misma cabecera de este blog reproducía en sus inicios por la blogosfera esta obra, pintada en 1938 y que actualmente está en Berna en el Kuntsmuseum (Fundación Paul Klee).


Ver comentarios dejados en la entrada original