lunes, 31 de agosto de 2009

Colores, al viento

Hace como un año que compré de segunda mano una pequeña y sencilla videocámara digital de andar por casa : una Sony Handycam con disco duro, para más señas. Apenas si la había usado más allá de los típicos registros y eventos familiares o escolares. Este verano me propuse experimentar con nuevas formas de contar historias, de expresar emociones y sentimientos o simplemente dar rienda suelta al placer de narrar con imágenes robadas al tiempo. Filmar como muestra de gratitud hacia las cosas de la vida. Con fotografías ya lo he hecho en muchas ocasiones, no así con el vídeo. No hace mucho que me entusiasmé con la experimentación fractal. Varios de mis "cortos" ya circularon por algunas redes como twitter o facebook, pero me apetecía que también estuvieran aquí, en la sala oscura de Ínsula Dulcamara. El primero es "Colores" , la crónica en imágenes de una típica tarde norteña en la huerta de la casa, con algo de viento sur ( que también es como he llamado a mi "productora" virtual) y mi hijo enfrascado con pinturas en la magia de los colores:

Cargado por manuelblog.


El segundo: "Mar Cantábrico", esperando el atardecer en los abruptos acantilados de la costa cantábrica, con la mirada perdida en el mar y en tristes y recientes recuerdos familiares: