martes, 10 de marzo de 2009

La imposibilidad como obra de arte ( y III)


Gracias al buen amigo canario "en" adopción, profesor de Dibujo de Secundaria, informático autodidacta, moodler, usuario Mac, dibujante a veces y aprendiz de "bloguero" que es como se define Pedro Villarubia en su blog Discentia, este proyecto de imposibilidades artísticas puede al fin continuar. Me deja en comentarios esta fantástica serie de imposibilidades y en el Twitter la foto que encabeza el post y la selección musical que lo cierra. Gracias triples, Pedro.

¿Es posible...


Parar una ola del mar para cobijarnos bajo su sombra?


Hacer que el viento rodee las flores sin tocarlas?


Que el polvo de la tiza vertida en las pizarras se deslice formando estalactitas bajo ellas?

Que al retrasar los relojes volvamos a anteriores primaveras?


Qué las lenguas de lava de los volcanes formen letras y dibujos brillantes en la tierra?

Que se construyan esculturas de luces y de sombras que floten en las nubes? Que niños y niñas, y sus juegos, sean de nuevo audibles y visibles en las calles?

Que los edificios feos e inútiles se derrumben sólos y sin daños una vez cumplida su vida inútil?


Que los árboles y flores ganen espacio a las aceras?


Que niños y ancianos paseen sin tener que mirar a los vehículos?

Que pinturas y esculturas dejen de estar secuestradas en museos, palacios, iglesias, ministerios y empresas, y paseen libres por escuelas, calles y plazas públicas?

Que dibujar en clase no sea castigado, sino premiado como método de aprendizaje y de descubrimiento?

Que escribir poesía, sentir la música o representar un papel sean premiados del mismo modo?


pensar que las cosas pueden cambiar tan sólo con con nuestros pensamientos?


1 comentario:

Javi dijo...

Estupenda serie Manuel, ya leí en el foro la invitación a participar, espero que surjan ideas para poder publicarlas aquí en comentarios.