miércoles, 26 de enero de 2011

Formas de arte y participación en la gran telaraña



Nº 23 "Amargura inicia con amar" @xorxez by El Grand Chamaco-@sedibujantuits

Casi todo el mundo usa o conoce las redes sociales en internet. Hoy día hablar de internet es hablar básicamente de lo que se cuece dentro de las redes sociales y sus foros, y por extensión de la llamada web 2. 0 o web social: Facebook, Tuenti, Twitter, Youtube, Spotify, Flickr, etc , etc, etc. Sin embargo, dentro de esa gran telaraña se esconden y circulan curiosas formas de arte y participación. Es más, lo que verdaderamente es arte son las redes en sí mismas. Recientemente releyendo unos pasajes de
"Arte en las redes" del recomendable y profético ensayo de José Antonio Millán* "De redes y saberes", encontré encabezando el artículo una cita de Julio Cortázar que paso a transcribir literalmente por lo que tiene de sugerente para introducir el tema de este post

[Un personaje propone un ejercicio sobre la Guía oficial dos caminhos de ferro do Portugal (guía de ferrocariles)]

Fíjese bien: e este mismo momento el tren 125 corre entre las estaciones de Mealhada y Aguim. El tren 324 va a arrancar de la estación Torres Nova, faltan exactamente un minuto, en realidad mucho menos.El 326 está entrando en Sonzelas y en la línea de Ventas Novas , el 2721 acaba de salir de Quinta Grande. ¿Ustedes van viendo, ¿no? [...]

Montones inabarcables de trenes cumplen exactamente sus horarios. Y después poco a poco, imaginad todos los trenes de España, de Italia, todos los trenes que en ese momento, las dieciocho y treinta y dos, están en algún sitio, llegan a algún sitio, se van a algún sitio [...]

El ejercicio sirve para otras cosas ¿Han pensado en los dibujos? Si en este mapa de Portugal marcamos todos los puntos donde hay un tren a las dieciocho treinta, puede ser interesante ver qué dibujo sale de ahí. variar d cuarto en cuarto de hora para apreciar [...] cómo el dibujo se altera, se perfecciona o se malogra. [...] no estoy lejos de pensar que un día veré un dibujo que coincida exactamente con alguna obra famosa, una guitarra de Picasso, por ejemplo. Si esto ocurre tendré una cifra, un módulo. Así empezaré a abrazar la creación desde su verdadera base analógica, romperé el tiempo espacio, que es un invento plagado de defectos.
JULIO CORTÁZAR, Los premios (1960)


Bien, el texto de Cortázar ha introducido el concepto clave: romper no sólo el hecho material de la obra de arte como soporte físico sino también las barreras del espacio-tiempo en el discurso del arte. No quisiera que el término "arte en la red" se confunda con aquello tan en boga en los 80 de "arte por ordenador " o en los 90, "Digital-Art". Hay un término que quizá se aproxime a la filosofía, al "concepto" de arte en red y es "Net-art", aunque como suele ocurrir con las etiquetas, se desgastan y devalúan de tanto usarlas. Define la Wikipedia Net-art como


"aquella producción artística realizada ex profeso en y para la red internet. El net-art es una de las formas de arte interactivo habilitadas por los soportes digitales, y las prácticas comunicativas generadas por ellos"

Lo que sí está claro en esta definición es que el medio, -como el mail art o Arte-correo lo fue en su momento- es clave y tiene una importancia significativa en el discurso creativo".

La cuestión es que estamos viendo como en estos últimos años en las entrañas de las redes está emergiendo realmente una nueva forma de interactuar las personas y colectivos de todo el mundo y éstos a su vez con las propias redes. Y con ellos, nuevas formas de arte, inimaginables hace sólo unos pocos de años. Es evidente que el arte desde los inicios de la internet circula en la red generado a través de herramientas de software y "expuesto" en portales de museos, páginas de artistas, instituciones, redes y colectivos varios. En todo caso, son las mismas obras que vemos en espacios convencionales sólo que metidas en otro frasco, el digital. Hay excepciones, como la curiosa página de Zush, ahora llamado Evru o la web del famoso, combativo y esquivo artista del grafitti urbano, Banksy.

El desarrollo de las tecnologías de la información ha provocado también la respuesta de muchos artistas. Esto no es nuevo, los artistas siempre han tenido una relación muy estrecha con los avances científicos y tecnológicos de la época que les tocó vivir. A partir del siglo XV -como apunté en este post anterior- muchos pintores flamencos, españoles e italianos usaban (de forma más o menos encubierta) para pintar artilugios ópticos (sofisticados juegos de lentes y espejos); los pintores Impresionistas (Monet, Sisley, etc) y "Divisionistas" (Seurat) aplicaron en sus lienzos los mas recientes descubrimientos que en el campo de la Física (Teorias de Complemenntarios y mezcla óptica de Chevreul) se tenían acerca de la naturaleza de la luz y los colores, etc, etc. Hoy día, con los medios tecnológicos el abanico de posibilidades que se abre para el mundo del arte es, sencillamente, impresionante.

Como sucede en otras facetas artísticas, los cambios de contenidos, lenguajes y soportes parten también muchas veces de posi­ciones críticas hacia la propia tecnología: ciertos artistas usan las herramientas tecnológicas para descubrirnos aspectos de las mismas que de otra forma nos pasarían desapercibidos. Por ejemplo, sobre el asunto de las omnipresentes cámaras de videovigilancia en los espacios públicos el colectivo sevillano @ZEMOS98 presentó en uno de sus pasados festivales el sitio web, a modo de observatorio ciudadano: "Panel de Control".

Lo interesante aquí , como bien apunta Millán, no es "inundar de arte" la web, ya de por sí inundada de todo tipo de contenidos, sino ver cómo éstas contribuyen de una forma o de otra a propiciar nuevas formas de interactuar y fomentar no sólo el fenómeno artístico sino tambíen la crítica social. Un caso paradigmático es Twitter de la que soy usuario habitual como @manuelpielroja. ¿Puede esta red social -concebida para comunicarse por escrito , en tiempo real y con la consabida limitación de no sobrepasar sus mensajes los 140 caracteres- ser el caldo de cultivo de nuevas criaturas artísticas? La respuesta es un sí rotundo y muestra de ello es un ensayo que escribí para El Bazar de los Locos, proyecto de libro colaborativo sobre Twitter flotado por dos mentes lúcidas como @eraser y @francescllorens. Dicho ensayo que titulé significativamente "De Twitter como una de las bellas artes" evidencia una de las características llamadas a revolucionar el tradicional y narcisista mundo del arte: la conectividad e interactividad social del medio que se beneficia de la posibilidad de construir proyectos y acciones acumulativas a través de las personas que intervienen o se implican en ellos. Por otro lado, también cuestiona el concepto tradicional de autoría artística. Veamos también algunos ejemplos en distintos campos

El Centro Virtual Cervantes, por ejemplo, en su modalidad de Artes presenta "Palabras corrientes: 10 proyectos de Net-Art. Siguiendo en el campo de la lengua y la semántica tenemos el interesante proyecto "Esferas" donde jugar y crear "redes de combinaciones semánticas. La riqueza de las palabras se encuentra en la forma en cómo se relacionan unas con otras. Bastan dos palabras juntas para desencadenar narrativa, reflexiones, teorías, arbitraridad, poesía, humor.."

Sin salirnos del panorama nacional, es interesante igualmente el proyecto MediaLab Prado: He seleccionado TRANS.FORM.WORK - tres estudios de caso de arte basado en internet en el espacio real.

Otra interesante opción es que posibilita que el entorno interactúe con los participantes, como muchos proyectos e instalaciones multimedia donde por medio de sensores colocados en lugares determinados se producen reacciones o cadenas de acontecimientos que quedan registrados mediante cámarás web u otros sistemas de registro. Recuerdo, a modo de ilustración, cierta instalación en una de las pasadas ediciones de la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla donde una serie de macetas de potos colgaban del techo, dejando caer en cascadas sus ramas: si al pasar tocabas las hojas éstas reaccionaban "quejándose" y emitiendo gruñidos, interactuando con los visitantes.

En gran telaraña se gestan contínuamente proyectos artísticos y literarios de índole colaborativa, al estilo de aquellos viejos juegos surrealistas que se vinieron en llamar "Cadáveres exquisitos", donde una obra se va construyendo discutiendo con la aportación de los internáutas por mediación de las redes sociales. Ejemplos hay muchos, destacaría proyectos audivisuales vía twitter como El Cosmonauta, una película de ciencia ficción que se está gestando a partir de una¡ modelo emergente de financiación colectiva o crowdfunding con licencia Creative Commons.Una vez terminada, pretende ser distribuida a través de internet, DVD, TV y cine al mismo tiempo. Mas info de este proyecto en wikipedia.

A nivel más plástico y modesto algunas de las curiosas ideas de Zefrank.com como el proyecto What we Want donde se solicita a los internautas que aporten imágenes para una gran collage de caras ; o el trabajo que algunas artistas gráficos como @Sedibujantuits alias El Grand Chamaco (ilustración que encabeza este post) realizan a partir de los tweets que seleccionan de otros usuarios.

Y para terminar y ahora que tanto está dando que hablar el asunto de los cables de Wikileaks, tal vez venga al caso recordar un típico producto de net-art, The File Room (1994), del artista catalán ANTONI MUNTADAS, un pionero de este género y del videoarte en nuestro país. Este sitio de la web se dedicaba a reunir datos sobre actos de censura, entendiendo por censura "el proceso por el que las personas en el poder suprimen información, tratando de ocultar imágenes, sonidos o textos confidenciales". Las personas que accedían al sitio web y así lo deseaban podían ir adjuntado sus materiales hasta conformar una gran "escultura social", el Archivo, una obra multidimensional , abierta y de autoría compartida . En su presentación lanzan la siguiente advertencia:
"Este proyecto no pretende el papel de una biblioteca, una enciclopedia o siquiera un editor. No reclama ninguna autoridad erudita, editorial o científica, pero en vez de ello, propone métodos alternativos de recopilación de información, procesamiento y distribución".

En esta misma línea alternativa y participativa , aunque con una vertiente mas social que artística, colectivos como Platoniq plantean proyectos como el Banco Común de Conocimientos que tuve la suerte de experimentar hace algunos años en un taller junto a los mencionados @ZEMOS98 y del que se produjo el documental "la Escuela Expandida" como resumen de dicha experiencia.

Resumiendo: las nuevas tecnologías y la expansión de la red han cambiado como nunca la capacidad de comunicación y expresión artística. Ya no es necesaria la habilidad manual, basta copiar, cortar, pegar con un simple click ¿?. En este ámbito de creación, en y por medio de las tics, es además habitual la obra colectiva. Aunque sigamos preguntándonos: ¿y de toda esta visualidad, de este conjunto de archivos e imágenes, qué es arte?, la romántica idea del genio creador, único e irrepetible, dotado por los dioses… va dejando paso a un arte (expresión, narración…) que es, o al menos puede ser, narrativo, expresión, con intención estética pero del que cada vez somos más los que podemos disfrutar (de hecho lo hacemos).

El Net.Art está en sus inicios y sólo estamos contemplando las primeras tentativas . Sin duda su potencial está por expandir y nos esperan aún muchas sorpresas, según la tecnología y la creatividad se influyan mutuamente. La falta de cultura digital, produce como resultado que las capacidades de unión entre el arte - nuevas tecnologías, estén poco explotadas por artistas, empresas, individuos y por extensión el gran público.

*José Antonio Millán : "De redes y saberes" AULA XXI Santillana (1998)


4 comentarios:

eraser dijo...

si con preclara..s se refiere a antes de claridá .. chapeauuuu!!! ... sólo zoy un torito @eraser ... ;-)

Cristina dijo...

Buenísima entrada, voy a necesitar otro domingo ante el ordenador para deleitarme con los enlaces tan interesantes que pones.

juanfraTIC dijo...

Pero que ARTista es usted!!
Qué arte!
Qué soltura con las palabras!
Qué ARTEsano de la retórica!
Qué el ARTE no decaiga!

MarianoG dijo...

Podemos llamar arte a cualquier forma de creación. Arte=acto de crear. Ahora, como bien dices, sólo es necesario el impulso creativo y no una especial habilidad manual. El arte, como tantas otras cosas, deja de ser vertical (con el "artista" en la cúspide), y pasa a ser horizontal.