martes, 17 de febrero de 2009

Río Tinto, rio alienígena.

Hace unos días aporté junto a mi familia un granito de arena: fui a plantar árboles y semillas junto a un grupo de voluntarios a una zona devastada por un descomunal incendio hace algunos años. Después, hicimos una ruta por la ribera del modesto -pero verdaderamente alucinante- Río Tinto, que para quien no lo sepa, está en la provincia de Huelva. Un río como de otro planeta y con unas características que lo hacen único en su género. Hasta la NASA está realizando investigaciones sobre ciertas bacterias que son capaces de sobrevivir en estas ácidas e inhóspitas aguas del color del vino tinto: en concreto, el proyecto M.A.R.T.E ( en español, Experimento Astrobiológico de Tecnología e Investigación para Marte ) que tiene por objetivo el buscar formas de vida extremófilas en el subsuelo del río Tinto y desarrollar tecnologías que algún día podrán ser utilizadas en la posible búsqueda de formas de vida en el subsuelo de Marte.

Lo cierto es que -bacterias marcianas aparte- la cálida y potente luz de la tarde producía sobre la ribera y las aguas del Tinto una gama cromática de rojos, ocres, amarillos y granates verdaderamente espectacular. Con las fotos que hice (también
están en un álbum web ) y un viejo tema de Vangelis -que me sirvió para darle ese toque "alienígena"- monté este vídeo y hasta le dediqué uno de mis "antojikus", un haikú.



Como vena de fuego,
río escupido del corazón de la tierra.
Discurre entre herrumbres
por el origen del tiempo.

4 comentarios:

Marcel dijo...

Manuel-está genial el video! Bonitas fotos y pega muy bien la música que has elegido. Lo he colgado en el blog de mi family para que vean la ruta que hicimos...y donde casi nos perdimos!

Montserrat dijo...

Deberías contactar con el Patronato de Turismo de Huelva, tus imágenes y este video hacen que cualquiera desee pasar por allí. Y si encima nos cuentas todas estas cosas de la NASA y M.A.R.T.E.,...¡Me encanta!
¿Sabes si se va a repetir pronto?

Marcel dijo...

Cena Alienígena

Manuel dijo...

Gracias Montse y Marcel. La verdad es que esta excursión o parte de ella podríamos repetirla tod@s, con los niños un día de estos, aunque en algunos tramos el río traía mucha agua y era difícil el paso.